Mi Buenos Aires Herido

Las segundas partes no son mejores.
Otra vez, Buenos Aires...
sé que no me vas a extrañar.
Pobrecito, te duele, y no podés pensar en otra cosa que en tu dolor.
Es lógico, Buenos Aires,
a mi también el dolor me tira para adentro.
a mi también me parece que lo que me pasa a mí es lo más importante,
a mi tambien me parece que lo más importante me pasa a mi.

Espero que la descompresión que te estoy aplicando
ayude a recuperarte un poquito.
Creo que tendrías que sacudirte más; está en vos sacarte toda la porquería (como yo), sacudíte,

Me dan penas varias (y broncas, obvio, pero esas ya aprendí a superarlas, las penas no, pero ese es otro tema, no merece ni una coma más),

Tu cariño me oprime
me oprimis con tu cariño

Comentarios

Entradas más populares de este blog

la cumbia de Nietzsche

Reunión

Comando Primo