Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de octubre, 2008

Luna

Si tanto me quieres, Luna
deja de girar sobre mi;
vete, haz tu vida recta.
Viaja, sola,
encuentra compañía,
déjame,
no me orbites más. Si realmente me quieres, Luna
vete.
Yo contaré hasta 10 y saldré a buscarte.
Te encontraré y te orbitaré
Giraremos juntos, los dos juntos.
Otra vez
pero ahora vete,
¿o soy yo quien te retiene?
si por mi fuera
dejaría de existir
para que tu...
tengo miedo, Luna
tengo miedo a la soledad,
por eso mis palabras son unas
y mis acciones otras
ideas contra masa.
Te retengo Luna,
no te dejo ser libre
si por mi fuera, luna, dejaría de ser
para que tu libertad fuera afuera
¿cómo?
¿que somos parte de una sóla cosa?
¿que no eres nada sin mi?
¿ni yo sin tí?
siempre tan sabia, mi querida Luna
Viajemos juntos, entonces,
no importa quien gira sobre quien
sigamos jugando nuestro juego, querida luna
cuando estemos cerca del sol
escupamos bien fuerte...
tenemos tiem…

Otra realidad

Esta noche no va a llegar
porque detuve el tiempo,
no te miento es la verdad,
no ves, no sopla el viento
Voy a hacer mi casa de sal
sólo me lleva un momento,
subime alto voy a volar
cuando vuelva te cuento.
Se que vivo otra realidad,
pero no olvido, a veces, regresar…
traje regalos para navidad
para pagarlos no usé mastercard
Toda la vida te voy a amar
sólo hasta estar muerto,
voy a comprarte todo el mar
quedate con el vuelto
En la luna sirven caviar
sólo si fuiste bueno
en Urano se puede orinar
en cualquier parte, en el suelo

Milonguita de mis pagos

Milonguita de mis pagos
que siempre hay que tener en cuenta
los doscientos de la renta
y los cincuenta del mercado
veo que ya estoy jugado
viá vender el televisor.Es el último recurso que tenía reservado 
lo tenía bien guardado
en la cima del placard
y ahora lo tengo que bajar
y llevarlo a empeñar.Vuelve el destino a jugar
una de sus volteretas
conservo aún la boleta
dentro del álbum familiar
nunca voy a olvidar
cuando tuve que empeñar
mi querido celular.Milonguita de mis pagos
del asqueroso dinero
vivo en un agujero
porque no pude pagar
las doscientas treinta cuotas
de mi depto en capitalsi, ya sé, estoy posteando cosas muy viejas, esto data del 2001, pero bueno, parece que mi creatividad atrasa; debe estar siendo hora de darle cuerda (que antigüedad... ya casi no existen los relojes a cuerda, mejor cambio darle cuerda por ponerle pilas. ¿La pila es una…

Jiménez y Hermechea

Hermechea: Licenciado Jiménez, tanto tiempo sin verlo.
Jiménez: Doctor Hermechea, ¿Cómo anda usted?
Hermechea: Ya me ve. Envejeciendo
Jiménez: No diga eso, está usted hecho un pibe
Hermechea: Gracias licenciado, a usted no se lo ve tan mal
Jiménez: Agradecido doctor. ¿Cómo está su esposa?
Hermechea: Mi esposa falleció, licenciado
Jiménez: ¡Por Dios!
Hermechea: Justamente. Se suicidó junto a 32 fieles de una secta religiosa.
Jiménez: ¡Que calamidad!
Hermechea: Pero por suerte esa noche dejó comida en el freezer para 3 meses.
Jiménez: Una esposa es siempre una esposa.
Hermechea: Hermosas palabras, licenciado. ¿Y su mujer como anda?
Jiménez: Mi mujer ya no anda, doctor. Quedó paralítica en un accidente
Hermechea: Pero mire usted.
Jiménez: Que
Hermechea: No, nada, digo, que que terrible
Jiménez: No vaya a creer, también perdió el habla, Dios es misericordioso.
Hermechea: Dígamelo a mi, licenciado

Encuentro con una pulga

Un día, en una pausa en el estudio de grabación, una pulga me dijo: Yo le dije que me disculpara, fuere lo que fuere que yo hubiese hecho; que no había sido mi intención, que si hubiese sabido que a ella le molestaría mi actitud hubiera actuado de otra manera.
Y ella me respondió:Hablo en argentino, le dije yo. Y ella respondió:¿Un qué?, pregunté yo sin haber entendido lo que me había dicho.Bueno, le dije mientras salíamos abrazados del estudio.
Al cruzar la calle le advertí: “mire que yo no tomo alcohol”, y ella me dijo:Mientras nos reíamos como locos tuvimos que apurar el paso porque un colectivo quería pasarnos por encima.

Voy donde La felicidad

Dicen que viene en frasco chico.


Yo no sé como viene, ni cuándo, ni por dónde…pero sé que a veces llega y arrasa con todo, con todo lo malo, y trae alegría y bienestar y placer.
¿será que no viene? ¿que no llega? ¿será que está adentro nuestro?
puede ser; quizás está adentro nuestro y aflora (que palabra!).

Quizás deambula por el aire y nos penetra (otra palabrita).
Tal vez nosotros seamos la felicidad de la felicidad, perhaps nosotros le llegamos a ella como un regalo inesperado, como un gatito que se refriega en las piernas flacas de la felicidad, porque la felicidad es flaca, de tan feliz que es… no come, no se alimenta. La felicidad sabe que su destino es ser infeliz, que, por más que trate, no podrá mantener su fêlîcitâsstatu quo; que luego vendrá la decepción, que vendrá el pozo negro que todo lo chupa (y sigo con las palabrejas).
Pobre felicidad, tan vulnerable, tan chiquitita, tan nada en éste universo tan matemático, sin nada que te represente.
Querida, quizás no…

En Venta

Estoy en ventaMe entrego al mejor postorCada hombre tiene su precio, y el mio lo pone el compradorVendo libertad bien cuidadita, único dueño, espaciosa, tranquila, escucho ofertas Bueno, yo hice mi mejor esfuerzo, traté de venderme pero nadie vino a comprarme. Y el trabajo que hice para venderme... ¿quién me lo paga?; yo trabajé harto tiempo (en ámbos sentidos, en el chilenísimo y en el aburridísimo).Tendré que comprarme a mi mismo. ¿Cuánto valgo?, lo que quieras pagar, no tengo nada, acepto.

Las pulgas y sus intentos

Cuando aún no tenían tanta fama, las pulgas me invitaron a grabar una maqueta de un álbum que estaban produciendo.
Por supuesto nunca se llegó a grabar, ya que los productores empezaron a rociar su oficina con veneno en cuanto las pulgas le hicieron oír la grabación.
Si van a escuchar la siguiente maqueta del tango cambalache (chelabacam) les recomiendo tener el dedo presto para apretar el gatillo, del rociador de veneno, apuntando hacia donde les plazca.


Sobre las pulgas

Luego del éxito vino la decadencia, y las pulgas se dedicaron al mundo de la publicidad.Para una gran empresa multinacional, el coro de pulgas grabó un jingle publicitario del Microsoft® Office®®La publicidad nunca vio la luz, ya que las pulgas hicieron destrozos en el estudio de grabación.Tuve la suerte de asistir a esa apoteótica sesión, y al posterior despelote.He aquí una grabación olvidada…

Tocayo

Okey, ya entendí… solamente vos lees lo que escribo, vos, tocayo de nombre y apellido (y quizás, si nos ponemos a investigar, hasta somos tocayos de número de documento).Así que escribo para vos, tan parecidos y tan distintos.
Soy lo que eras y sos lo que seré.Tenemos que hacer un esfuerzo y encontrarnos, en ese punto donde somos uno, o parte de uno.Salud tocayo y que te garúe finito.

Paisajes, de Eduardo Gil

Tuve el honor de participar de la muestra fotográfica de Eduardo Gil, llamada “Paisajes”, dónde se exponen una serie de enormes fotografías de rostros con los ojos cerrados.Recomiendo que visiten su página para que vean el excelente trabajo de este artista (no es porque sea mi tío)Entre otros sitios se presentó en el Museo de Arte Contemporáneo de Salta, de ahí que muchos salteños en la calle me pidan que cierre los ojos, para ver si soy yo el que ellos creen que soyVer nota en Página/12 de Argentina acerca de la muestra

El Sur que me quieras

Hace unos años el tenor Von Fernández fue secuestrado por el Coro de Pulgas del Barrio de la Boca. Éste grupo se encargaba de forzar a los cantantes a interpretar tangos con la particularidad de que el pianista sólo se sabía la música de "El día que me quieras". Aquí la grabación del mítico tango "Sur" de HomeroManzi, con la música, obviamente, de "El día que me quieras"Letra de SurSan Juan y Boedo antigua, y todo el cielo,
Pompeya y más allá la inundación.
Tu melena de novia en el recuerdo
y tu nombre florando en el adiós.
La esquina del herrero, barro y pampa,
tu casa, tu vereda y el zanjón,
y un perfume de yuyos y de alfalfa
que me llena de nuevo el corazón.
Sur,
paredón y después...
Sur,
una luz de almacén...
Ya nunca me verás como me vieras,
recostado en la vidriera
y esperándote.
Ya nunca alumbraré con las estrellas
nuestra marcha sin querellas
por las noches de Pomp…