Ir al contenido principal

Jiménez y Hermechea

Hermechea: Licenciado Jiménez, tanto tiempo sin verlo.
Jiménez: Doctor Hermechea, ¿Cómo anda usted?
Hermechea: Ya me ve. Envejeciendo
Jiménez: No diga eso, está usted hecho un pibe
Hermechea: Gracias licenciado, a usted no se lo ve tan mal
Jiménez: Agradecido doctor. ¿Cómo está su esposa?
Hermechea: Mi esposa falleció, licenciado
Jiménez: ¡Por Dios!
Hermechea: Justamente. Se suicidó junto a 32 fieles de una secta religiosa.
Jiménez: ¡Que calamidad!
Hermechea: Pero por suerte esa noche dejó comida en el freezer para 3 meses.
Jiménez: Una esposa es siempre una esposa.
Hermechea: Hermosas palabras, licenciado. ¿Y su mujer como anda?
Jiménez: Mi mujer ya no anda, doctor. Quedó paralítica en un accidente
Hermechea: Pero mire usted.
Jiménez: Que
Hermechea: No, nada, digo, que que terrible
Jiménez: No vaya a creer, también perdió el habla, Dios es misericordioso.
Hermechea: Dígamelo a mi, licenciado
Jiménez: Si, se lo digo a usted, doctor. Aquí no hay nadie mas.
Hermechea: No, digo que yo se muy bien de lo que habla
Jiménez: ¿Y como está su esposa, doctor?
Hermechea: Bien, muy bien, gracias
Jiménez: De nada
Hermechea: ¿Y su esposa como está?. Hace mucho que no la veo.
Jiménez: Mire usted que casualidad. Ella también hace mucho que no lo ve a usted, doctor.
Hermechea: No, la casualidad no existe. Todos son designios del señor.
Jiménez: ¿Que señor?
Hermechea: No se
Jiménez: ¿Y su esposa como anda, doctor?
Hermechea: Mal, mi señora tiene una enfermedad incurable
Jiménez: ¿Cual?
Hermechea: Está viva, y no hay forma de salvarla de la muerte.
Jiménez: ¿Cuanto le queda de vida?
Hermechea: Lo que le sobra de muerte, ni un segundo más, ni un segundo menos.
Jiménez: Que terrible, mi esposa está en una situación parecida
Hermechea: ¿Su esposa no había muerto?
Jiménez: Si, pero reencarnó
Hermechea: ¿En forma de que, esta vez?
Jiménez: En forma de jalea de membrillo. Pero yo no me di cuenta y me la comí casi toda.
Hermechea: Bueno, no se culpe, la jalea de membrillo es irresistible.
Jiménez: Dígamelo a mi.
Hermechea: Si, se lo digo a usted. ¿Se siente bien licenciado?
Jiménez: Si, creo que si. Quizás me hubiese gustado mas ser otra cosa. Andinista, por ejemplo.
Hermechea: No, digo si se siente bien de salud.
Jiménez: La verdad es que hoy me dolió mucho el pecho, doctor.
Hermechea: Me parece que tiene una chinche en la corbata
Jiménez: Tiene razón doctor. Ya estoy curado. ¿Cuanto le debo?
Hermechea: 200 pesos
Jiménez: Anótemelo, doctor
Hermechea: Como no. ¿Algo mas quiere?
Jiménez: Si, deme una lata de tomates y un sobrecito de queso rallado
Hermechea: Muy bien. ¿Como anda su esposa?
Jiménez: Bien, pero nos estamos por divorciar
Hermechea: ¿Por que?
Jiménez: Por divorciar
Hermechea: ¡Ah, que dolor!
Jiménez: Fíjese si no tiene una chinche en la corbata
Hermechea: Tiene razón. ¿Cuanto le debo?
Jiménez: 400 pesos
Hermechea: Bueno, anótemelo
Jiménez: Como no. Recuerde darle mis saludos a su mujer
Hermechea: Bueno, démelos
Jiménez: No los tengo aquí
Hermechea: No importa, yo invento unos y listo
Jiménez: Siempre tan buen amigo, doctor
Hermechea: Gracias licenciado
Jiménez: De nada doctor
Hermechea: ¡No le permito!. Estudié 8 años para recibirme. No fue de nada. Jiménez: Bueno, disculpe. De mucho doctor.
Hermechea: Discúlpeme, me sobrepasé. No me di cuenta que estaba su señora con usted.
Jiménez: Si, venimos del cine
Hermechea: ¿Que fueron a ver?
Jiménez: Una película
Hermechea: Ah, que bien
Jiménez: Bien o mal es relativo, doctor. No puedo creer que usted no lo sepa.
Hermechea: Lo se muy bien, licenciado
Jiménez: Discúlpeme doctor, no me di cuenta que usted estaba acompañado de su esposa.
Hermechea: No se disculpe licenciado. Discúlpeme a mi que no se lo hice notar.
Jiménez: Faltaba mas
Hermechea: ¿Cuanto?
Jiménez: No se
Enfermera: Bueno muchachos, la comida está servida. Basta de charla y al comedor que se les enfría.
Jiménez: ¿La conoce?
Hermechea: Si, es mi esposa
Jiménez: Si, mía también

jimenezhermechea

Comentarios

Entradas más populares de este blog

la cumbia de Nietzsche

Hace ya varios años (más de 10) escribí y grabé esta canción en mi estudio personal.Hoy volví a encontrarla y la comparto con ustedes (sabiendo que ese "ustedes" seguramente significa "yo mismo").



Te fuiste de casaporque no entendí a Nietzsche me dejaste en banda porque no entendí a Nietzsche primero hiciste las valijas y después te fuiste Te fuiste de casaporque no entendí a Nietzsche
Yo no entendía un corno lo del eterno retorno creía que era un soborno y como era un bochorno que no lo entendiera lo entendí
Lo que yo entendí es que el tiempo es infinito y si es así y los átomos finitos todo se va a repetir por eso te lo repito y si no es así es que no entendí un pito
un gran escritor (Borges) refutaba la teoría poniendo a Cantor como uno de los guías para demostrar que era todo mentira estaba todo mal lo que Nietszche escribía
Yo no entendía un corno lo del eterno retorno ahora podés retornar y de esa forma demostrar que el eterno retorno se va a dar.

Comando Primo

Lanzamos nuestro nuevo proyecto llamado COMANDO PRIMO¹
Somos un grupo de adictos a la tecnología que busca mejorar el mundo haciéndolo más bello y divertido Somos @el_gordo , @el_flaco y @la_piba y saldremos semanalmente ofreciendo productos tecnológicos que harán la vida más fácil Pronto más novedades, como siempre en www.impro2.com

Reunión

Propuse en la reunión que los subsidios teatrales sean elevados para poder pagarle al público cuando sale de ver la obra. Cada espectador recibe $70, ponele, por ver el espectáculo. Va a 2 o 3 por noche y gana $200, ponele también. Se crearía una nueva profesión: "espectador de teatro", contribuyendo a la economía y pronto empezar a pagar impuestos.
Me sacaron cagando