Lágrimas

lágrimas... ¿por qué ese empeño en salirse de mis ojos si yo no quiero llorar?

Comentarios

Entradas más populares de este blog

la cumbia de Nietzsche

Comando Primo

Reunión